28 May 2008 ~ 0 Comentarios

Cómo se diferencian las relaciones públicas de la publicidad o el mercadeo (Segunda Parte)

De la primera parte de este tema, escribí en términos generales, las diferencias entre la publicidad y las relaciones públicas.  Para que sigan formando su opinión, continuo con la segunda parte y aquí entra el tema del mercadeo.

Como me encantan los ejemplos, veamos este, un noticiario presenta una historia de cómo la pastilla xyz ayuda a aliviar los síntomas de la migraña, sin efectos secundarios o una revista muestra los nuevos servicios mejorados del celular A entre los que se encuentran juegos, acceso a Internet, entre otros atributos.  ¿Qué tienen de particular estos dos escenarios?  Pues que ambos son resultados de una exitosa campaña de relaciones públicas.

Esas campañas de relaciones públicas tienen que haber consistido de comunicados de prensa, contactos con los medios, conferencias de prensa y todo un arsenal de esfuerzos para hacer que los medios se interesen por estos productos y que hablen de ellos.  Mientras tanto, la agencia de publicidad o el publicista pauta mensajes y anuncios de esos productos mencionados, que son reconocidos fácilmente por el público.

Es decir, el trabajo de relaciones públicas es menos reconocido por el público, es algo intangible que no lo podemos ver.  El relacionista busca manejar la percepción y opinión del público interno (empleados) o externo hacia la compañía que los contrata.  Es por eso, que los políticos, artistas, deportistas y las corporaciones, entre otros, recurren a las relaciones públicas. Porque como dice su nombre, se trata de forjar relaciones entre estos y sus públicos.  Se trata de crear relaciones saludables y duraderas para que no sean como en la publicidad, que es muchas veces (no dije siempre), cosa de un momento.

Otra de las tareas que hace relaciones públicas es mantener récord de cómo y cuándo son mencionadas las empresas que los contratan, en los medios de comunicación.  Ya sea en televisión, radio o publicaciones especiales, siempre se mantiene un archivo que le ofrece al cliente la evidencia necesaria que muestre su exposición pública.

Un punto muy importante es que cuando hay algún asunto de crisis en una compañía donde requiera que el presidente o director de un negocio aparezca públicamente, el relacionista público es el que le asesora en cuanto a su imagen pública.  Si el relacionista está ahí para un cliente en las buenas, tiene que estarlo en las malas.  Por manejo de crisis, entiéndase por ejemplo, si hay un producto de consumo que está contaminado, se examina con cuanta rapidez ese director se enfrenta a los medios sobre la decisión de sacar el producto de todas las tiendas, algún número de teléfono en caso de emergencia, cómo se les informaría a los ciudadanos, entre otras cosas.

Por otro lado, en la publicidad, las agencias o el publicista conceptualizan y producen los anuncios que vemos todos los días en la televisión, radio, periódicos, revistas, Internet y otros medios alternos como los “billboards”, entre otros.  También, se trabajan estrategias para apelar al mercado meta (públicos que se desea impactar) y se compran las pautas o el espacio para su difusión.

Sobre el mercadeo…

Generalmente, las grandes empresas contratan los servicios de relaciones públicas y la publicidad a firmas y agencias especializadas, asimismo, el mercadeo se delega también a compañías relativamente grandes o medianas. A su vez, muchas veces el departamento de mercadeo contrata la publicidad o las relaciones públicas.

Por otra parte, las pequeñas o medianas empresas (PYMES) que no cuentan con un departamento de mercadeo, contratan los servicios de una firma de mercadeo que les ayude con diversas funciones como ventas o estrategias laborales.  También, el mercadeo se utiliza para reenfocar la fuerza laboral en cuanto a nuevas estrategias para capturar nuevos clientes, desarrollar nuevos productos, “refrescar” productos existentes o revisar posibles anuncios de publicidad.

El mercadeo en una PYMES o una gran empresa siempre va a estar íntimamente relacionada a otras funciones como por ejemplo, ventas, producción, investigación, publicidad, relaciones públicas, etc.  La teoría o concepto es que trabajen todos en armonía.  La función principal del mercadeo es mantener las relaciones saludables dentro de las empresas, con los suplidores y el consumidor.

Las relaciones públicas, publicidad y el mercadeo utilizan unas sólidas estrategias de comunicación para llevar el mensaje, aplicar elementos sicológicos e influenciar al consumidor.  Además, se utilizan datos estadísticos para asegurarse que están obteniendo los resultados que buscan los PYMES y la grandes empresas.  También, se utiliza la creatividad para generar ideas, mensajes y crear un ambiente de análisis crítico que satisfaga las necesidades del mercado.

Bueno, esto no termina aquí pues falta la parte tres de este interesante artículo, espéralo esta semana.

Tags:

Leave a Reply