08 July 2008 ~ 2 Comentarios

Las palabras mal utilizadas, su uso y costumbre no las hace correctas

Se usan todos los días y no importa en cual situación, me refiero a las palabras. Pero, no de cualquier palabra, sino, de las que son mal utilizadas. No importa si se es un político, doctor, bombero o chef, los horrores y errores son más comunes de lo que muchos creen y no tienen nada que ver con estratas sociales o nivel de educación.

Es terrible ver un canal de TV, leer los periódicos y escuchar figuras públicas decir tantos disparates. Desgraciadamente, muchas personas creen que al ver o escuchar estas palabras por algún medio masivo, las hace correctas. Las repiten como el papagayo y nunca se detienen a analizar si lo que se dice o escribe está bien dicho o no.

Como relacionista profesional para los PYMES, siempre vigilo la gramática de todo material gráfico o visual, que trabajo para mis clientes. De hecho, uno de los requisitos básicos más importantes que debe tener un profesional de las relaciones públicas es que tenga un dominio excelente de la gramática en español. De esta manera, el pequeño o mediano comerciante se asegura que cualquier escrito ya sea anuncio, discurso o traducción, entre otros, comunique de forma clara y correcta los objetivos de su negocio.

En esta ocasión, no me referiré a la falta o acentos mal colocados o los cambios de las “s”, “c”, “z”, “l” o “r”. Sino, a palabras o frases que escuchamos frecuentemente y están mal utilizadas.

Veamos estos 7 ejemplos:

1. Accesar – acceder = ejemplo: “para participar de tal concurso accese a la página electrónica www. etc.,”. El término correcto es acceder. Accesar viene del anglicismo “access”.

2. Hubieron – Hubo = ejemplo: “hubieron muchas personas encantadas con el concierto”. El término correcto es hubo. Es decir, hubo muchas personas.

3. Data – datos = ejemplo: “según la data, 1 de cada 4 pacientes tiene problemas respiratorios”. Data viene del inglés. En español se trabaja con datos.

4. Insumo – información = esta palabra la popularizó un político muy conocido en Puerto Rico. Cada vez que quería parecer importante e inteligente decía por ejemplo: “recogeré el insumo del sector industrial para tomar la decisión más correcta”. Por su parte, la Real Academia Española dice “Insumo – Conjunto de bienes empleados en la producción de otros bienes” (valga la redundancia, añado). Es correcto decir que se buscará información o datos.

5. Completamente gratis – gratis = los eventos o artículos son o no son gratis. No pueden ser “parcialmente” gratis. El término correcto es que “tal evento o artículo es gratis”.

6. Público general – público = por ejemplo: “este evento es para público general así que los esperamos”. Público es una palabra que ya generaliza una multitud.

7. Persona Impedida – discapacitada = aquí podría escribir un artículo completo sobre esta controversial palabra. En una ocasión colaboré con una organización sin fines de lucro en la que insistían en utilizar esta palabra tan negativa para referirse en realidad a personas discapacitadas o especiales como algunos le llaman. Las personas que están en sillas de ruedas, ciegas, sordas, etc., son discapacitadas y no impedidas. El “impedimento” es precisamente lo que ellos quieren sobrepasar. Utilizar esta palabra es enfatizarle a la persona que está impedido de hacer algo y que nunca va a poder lograr sus metas personales. Independientemente, de que todo el mundo la utilice y haya inclusive una oficina de gobierno con este nombre, NO debe utilizarse por humanidad y por que en el diccionario de la Real Academia Española no existe esta palabra para referirse a los discapacitados.

En fin, según dije como relacionista pública es mi deber vigilar cuidadosamente que los escritos y expresiones de mis clientes sean las correctas. Así evitamos errores que a corto o largo plazo, saldrán más caro remediar. A veces los pequeños y medianos empresarios quieren economizar unos cuantos dólares y pretenden hacer sus escritos por ellos mismos o contratan personas sin la preparación necesaria. Como resultado, si por ejemplo se diseña e imprime un “poster” con errores y nadie se percata, la empresa quedará no sólo en el ridículo sino que, el público le percibirá como un negocio descuidado y al que no quisiera patrocinar.

Por eso, soy partidaria de que los PYMES inviertan sabiamente en un relacionista profesional que entre sus requisitos domine la gramática y la sintaxis para empezar con el pie derecho y que el presupuesto se destine bien desde la primera vez.

Olvidaba decirles, que disfrutaran de estas curiosas fotos cortesía de fotolog.com

2 Respuestas to “Las palabras mal utilizadas, su uso y costumbre no las hace correctas”

  1. Jose Toro 5 October 2015 at 8:08 Permalink

    Le felicito! Es vergonzoso escuchar los tele-reporteros inventar palabras. Por ejemplo “databa”. Del Ingles “dated”.

    Voy a redactar un listado de los disparates.

    Como dirían ellos “congratulaciones!”

    Jose J. Toro
    787-326-8053


Leave a Reply