25 May 2008 ~ 0 Comentarios

Cómo se diferencian las relaciones públicas de la publicidad o el mercadeo (Primera Parte)

He escuchado a muchas personas definir las relaciones públicas, publicidad y mercadeo de diferentes maneras.  Unos opinan que la publicidad es mejor, otros que el mercadeo es más efectivo o que las relaciones públicas resultan muy convenientes para los pequeños y medianos comercios o PYMES.  Una cosa es la definición y otra los atributos de cada disciplina.  Por eso, esta vez voy a tomarme un poco de tiempo y dividir este artículo en cuatro partes porque quiero orientarlos sobre las diferencias que existen entre las relaciones públicas, publicidad y mercadeo.  Les prometo que seré lo más simple posible en mi visión de éstas.

Veámoslo de la siguiente manera:

I – Publicidad:
· Un negocio paga por un anuncio para que sea publicado o transmitido en un medio de comunicación en particular.
· Se tiene el control creativo de lo que se publica o transmite en los medios.
· El anuncio tiene un tiempo de vida predeterminado por el publicista ya que el anuncio es pagado.
· Los clientes o consumidores conocen cuando se les presenta una publicidad con el propósito de venderles un producto o servicio.
· Siempre se recurre a la creatividad para darle vigencia a los productos o servicios existentes de un negocio o para un nuevo lanzamiento.
· Los contactos inmediatos de los publicistas son sus propios compañeros y los clientes (PYMES) y el departamento de medios.
· El publicista desarrolla un anuncio de acuerdo al público meta y al medio donde se pauta.
· En términos generales, los creativos, redactores o artistas gráficos nunca interactúan con los PYMES.
· En un anuncio publicitario se utilizan palabras como por ejemplo, “compre ahora”, “llame hoy”, etc.  Siempre se utilizan frases que motiven a los clientes a comprar su producto o servicio.

II – Relaciones Públicas:
· Un negocio recibe publicidad gratis a través de comunicados o conferencias de prensa.  Es decir, un relacionista busca exposición gratuita para un negocio en los medios de comunicación.
· No se tiene control sobre cómo los medios presentan la información o si deciden utilizarla.  Los medios por ejemplo, no pueden garantizar si publicarán un comunicado de prensa o si cubrirán un evento.
· Un comunicado de prensa se somete una sola vez y la exposición que se recibe circula de una vez.
· Cuando los consumidores leen una reseña periodística, un artículo en una revista u observan alguna cobertura de un evento en televisión, reconocen que no es publicidad que la empresa pagó.  Por lo tanto, éstos lo ven con otros ojos; se forja credibilidad prestigio lo que ayuda enormemente al posicionamiento de la pequeña o mediana empresa.
· Siempre hay que buscar el lado noticioso de los productos o servicios de las empresas para generar noticia.  Sí se emplea la creatividad pero con el propósito de crear noticias nuevas que interesen a los medios de comunicación.
· Un relacionista profesional interactúa y establece una relación sólida y permanente con los medios.  El contacto no es sólo interno como en la publicidad.
· Hay que saber buscarle un ángulo interesante al producto o servicio que se presente para que le resulte interesante al editor del periódico, revista o televisión.
· El relacionista profesional es el enlace entre el pequeño o mediano negocio y los medios.  En caso de que los PYMES tengan una situación de emergencia o accidente en su negocio, el relacionista es la primera persona que los medios llamarán para solicitar información.  De igual forma, el relacionista representa a la compañía como portavoz en un evento o desarrolla relaciones con la comunidad para mostrar que están interesados e involucrados en ayudar a la comunidad y a la ciudadanía.
· La redacción del relacionista es de forma noticiosa, clara, precisa y sin tono comercial pues puede ser rechazado por los medios de comunicación.

Espera esta semana la parte 2 de este interesante tema.

Tags:

Leave a Reply