17 May 2008 ~ 0 Comentarios

¡Véndete en 30 segundos!

A todos nos pasa. En algún momento de la vida alguien nos pregunta: ¿a qué te dedicas?  Depende de lo que respondas puedes ganar o perder una excelente oportunidad de vender tus productos o servicios. Es por eso que debes preparar una breve presentación única e impactante de al menos 30 segundos.  Piensa en este escenario, estás en una convención de empresarios donde es imperativo que te presentes ante varias personas con la posibilidad de darte a conocer además de hacer negocios.  ¿Vas a desaprovechar esa oportunidad?

Veamos este ejemplo, acabo de conocerte en dicha convención de empresarios y digamos que eres un vendedor de puertas y ventanas de seguridad, te pregunto ¿a qué te dedicas? y me contestas: “tengo mi negocio de puertas y ventanas de seguridad”.  De repente, un silencio sepulcral se apodera de la conversación y yo por supuesto conocedora del poder de comunicación aprovecho para presentarme con bombos y platillos, ja, ja, ja.

Más adelante, me topo con otro vendedor de puertas y ventanas y cuando le pregunto ¿a qué te dedicas?, me contesta: “tengo mi negocio de puertas y ventanas de seguridad que se hacen al gusto del cliente, a prueba de impacto y aguantan vientos huracanados de hasta 200 mph.  Además, hacemos entregas en toda la Isla y ofrecemos una excelente garantía. Si te interesa, te ofrezco una consulta gratis”.

Si tuvieras la necesidad de comprar puertas y ventanas de seguridad, ¿a quién de los dos se las comprarías?  Seguramente, al segundo vendedor. ¿Por qué?  Obvio, su presentación fue directa, impactante y sus productos poseen unos atributivos que los clientes necesitarían para su hogar o negocio.

Este ejemplo, lo que demuestra es que en 30 segundos puedes presentar tus servicio o productos de manera directa, clara e impactante.  La próxima vez que estés en un seminario, actividad social o hasta en un elevador, te recomiendo lo siguiente:
1- Conoce al pie de la letra las fortalezas de tu negocio.  Ya sea el tipo de servicio, producto, calidad, experiencia, garantías, etc., porque te ayudarán en la manera que te comunicarás ante tus clientes potenciales.

2- Probablemente conozcas tu competencia, por eso, enfócate en lo que te diferencia de este.  Por ejemplo, el precio, portabilidad, instalación, local, etc.  Esa diferencia es una gran ventaja a tu favor.

3- No es sólo lo que digas sino cómo lo digas.  Si al presentarte, tu lenguaje corporal y tono de voz no denotan entusiasmo o seguridad, ¿quién va a querer hacer negocios con una persona que no cree en su producto y que tiene esqueletos escondidos en su closet?  Puede que no sea verdad pero la primera impresión SIEMPRE cuenta.

Como ves una buena y breve presentación puede ser tu camino directo a vender tus productos o servicios.  Escribe ahora mismo en un papel tu presentación y ensaya para que no eches a perder una valiosa oportunidad de negocios para ti.

Leave a Reply